Guatemala

Percepción local y acciones implementadas para reducir los impactos del cambio climático y su variabilidad en el municipio de Comalapa Chimaltenango, Guatemala

Cali-Cujcuy, F
2016

Maestria en Economia y cambio climático, CATIE; 102 p

Resumen

El incremento del cambio y la variabilidad climática ejercen impactos negativos en las poblaciones humanas, sus sistemas de vida y sus recursos. Estudios desarrollados han mostrado que las poblaciones que dependen de la agricultura son las más amenazadas, como es el caso de Guatemala cuya población en las áreas rurales tienen una alta dependencia de la agricultura. El objetivo del presente estudio fue conocer los elementos que influyen en la adopción y el éxito de las acciones implementadas por los agricultores para reducir los impactos del cambio climático en el municipio de Comalapa, Guatemala. Para el efecto, se implementaron metodologías como grupos focales, entrevistas individuales, triangulación de información utilizando herramientas como protocolos de entrevistas semiestructuradas y matrices. Se trabajó con tres grupos de productores agrícolas: a) productores de granos básicos con más de 25 años de experiencia; b) productores de arveja con 20 años de experiencia; y c) productores de tomate con 8 años de experiencia en la producción bajo invernaderos. Se conoce la tendencia de medios de vida y la percepción local sobre cambio climático, la cual es contrastada con tendencias de precipitación y temperatura, y escenarios climáticos RCP 8.5 para el año 2050. Los resultados muestran incrementos en la temperatura media anual y disminuciones en la precipitación de la zona. Asimismo, se identificó 24 medidas de adaptación (prácticas y tecnologías) implementadas por los agricultores para reducir los impactos de la variabilidad climática. Los elementos que influyen de manera exitosa en la adopción de medidas se concentran en el capital humano: la escolaridad, los conocimientos y las habilidades; la salud y la edad de los productores; también se encuentra en la lista de elementos el capital natural por las fuentes de agua, suelos y bosques; el capital social se enmarca en la participación en asociaciones y alianzas organizacionales; y el capital físico al tener acceso parcelas, infraestructura como invernaderos, carreteras, energía eléctrica y sistema de riego. También se determinó la existencia de un fuerte arraigo cultural por parte de los productores de maíz, quienes realizan sus actividades productivas basadas en conocimientos tradicionales, asimismo representa una barrera para los agricultores mayores de edad para tomar decisiones en la adopción de nuevas prácticas o tecnologías.

Ir arriba