Vegetación es clave para equilibrar el ciclo de carbono

Beer C., Reichstein M., Tomelleri E, et al.
2021

Terrestrial Gross Carbon Dioxide
Uptake: Global Distribution and Covariation with Climate. Science, 329, pp. 834-838.

Resumen

La vegetación, a través de la fotosíntesis, captura dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y lo almacena en su biomasa (raíces, hojas y corteza) así como en el suelo. Por ello, los ecosistemas terrestres son tan importantes para la mitigación del cambio climático.
Cada año, las plantas terrestres remueven CO2 de la atmósfera y, al respirar, las mismas plantas y los organismos del suelo devuelven una cantidad similar. Otra fracción de ese carbono retorna más lentamente cuando las hojas se pudren o el material leñoso se descompone en el suelo.
El equilibrio en esta relación ayuda mantener el ciclo de carbono. Es más, ese intercambio determina si los ecosistemas terrestres son efectivamente un reservorio o más bien una fuente de emisión.

Ir arriba